Somos

Somos los rotos, los descosidos, los deslavados

Somos las sombras, el lugar donde encorva el viento

Los muertos latentes, la memoria que no permanece

Columnas de humo donde los ojos no se detienen

 

Somos la indescifrable razón de lo imposible

El hueco, lo llevado que no se extraña

Somos dos que se encuentran en lo perdido

Somos los matices de los recuerdos

 

Cerámica rota y pegada, la carta arrugada

Eso somos, y poco menos

Un maullido en la soledad detrás de la puerta

Somos la banca tímida que visita el tiempo

 

Somos los del ceño fruncido, la mirada gacha

El sitibundo deseo nocturno, la noche incompleta

Somos el suspicaz asentir, la palabra escondida

La mirada irrefrenable que descubre las grietas

 

Somos la justa desnudez, los que anhelan

El dolor que no se atiende, la hora terca

Somos la imposible soledad

Somos la atracción abisal a la imposible soledad

El sunshine de tu amor

¿Recuerdas esta tarde? Agonizando en los ojos de un gato siamés; el tiempo reclamando…

Hoy el dueño de las calles fue el hombre del traje gris.

— ¡Oh! El sol se asoma entre las nubes, quiere ver tu rostro antes de caer dentro de su jaula de montañas.

— … (respondes)

— ¡Mira las nubes! ¡Cómo le tapan celosas los ojos!

— … (respondes)

— ¡Es el sunshine de tu amor cayendo en rayitos grises de sol!

— … (respondes)

— Increíble que tantas estrellas reclamen el brillo de tus ojos y yo te tenga tan cerca.

— … (respondes)

— Ni el mar es tan ambivalente como tu piel: en un instante paz con miel, terciopelo color perla, tranquila, serena, y en otro rojo violento, fuego, lluvia tenaz, inspiradora…

— … (respondes)

— Yo también te amo.

te amo

Hoy

Un día como hoy hace un año exactamente temblaba de nervios por pedirle a mi novia que fuera lo que somos hoy. Hoy tiemblo por decirle en todo lo que hago lo que siento por ella. Tantas cosas en un año, tantos detalles, miradas, besos… Es increíble. Gracias Paolita, por lo de hoy, lo de ayer, lo de siempre…

Tengo todo contigo

Te amo

¡Feliz cumpleaños, Pao!

Hoy 25 de mayo cumple años una princesa divina, la mujer más hermosa, la niña de mis ojos, mi fuente de inspiración, la dueña de mis horas, la razón primordial de lo que escribo aquí. Hoy cumplen años aquellos ojos tan maravillosos y esplendorosos, aquella piel tan tersa, esa personalidad tan arrebatadora. Hoy cumple años mi novia y quiero felicitarla por aquí, y por allá y en todo lo que se pueda.

¡Feliz cumpleaños, mija!

te amo

¡Felicidades ma mior!

¿Recuerdas hace un año exactamente? (da clic aquí)

A la perfección le colocaron dos luceros y naciste tú un día como hoy.

Contratiempo

Eres síncopa, dulzura cercana, azúcar de rosas para la posteridad, instante de tarde y de último rayo de sol. Eres el por qué de mis manos, por qué a contratiempo delinean tus brazos y tiemblan cercanas a tu cuello. Eres el fulgor que ilumina mis pupilas sorprendidas por el atisbo de luz sobre tu piel mientras juntos esperamos sentados. Eres llegar y vaciar los bolsillos. Mi inspiración, sosiego y canto. Eres, también, ese líquido que recorre desde mis ojos hasta tus manos.

Eres tesoro porque a ti te marca la cruz

Yo soy pirata con parche en el ojo

y tatuaje de ancla en el pecho

que me hunde en el agua de tu mar violento.



Compases y fragancias, dulzuras y desganos…

Si de escribir se trata puedo llenar la madrugada de palabras absurdas y creer mañana que son perfectas para describir la amargura de la noche y la penumbra al compás de un blues. Mirar de reojo el rojo de tus labios (de tu alma) fundirse con el azul del cielo entre tu cabello y mi cuello… Y aún así puedo pasar horas huyendo del fulgor y esconderme bajo tus cobijas para asaltar tus labios, contarte algún cuento y volver a verte dormida hasta el día siguiente para ponerme rústico y decir que de tu vida quiero todo (con énfasis en todo).

Si de perder tiempo se trata puedo creer que he hecho lo que quise hacer en la mañana y despertar a las dos de la tarde ahuyentando malos sueños que queman las cortinas mientras despavoridos buscan refugio entre los matices de la mente adolorida por lo horizontal de las maldiciones… ahhh… Puedo prender el radio y escuchar las noticias más apócrifas: la luna ha caído en un pay de queso cubierto de frambuesa y en su trayecto ha abierto el cielo por donde entran cadenas de arena y libros de hierro.

Si de prometer se trata puedo gritar desde la nube más alta que bajaré todas y cada una de las estrellas con un lazo fino de oro para hacer con ellas un anillo de diamantes saturninos y un par de aretes metamórficos recurrentes. Puedo aseverar que infringiré hasta la ley más férrea, pétrea y diamantina para hacer de tu sonrisa emblema universal y que cada nebulosa tenga la forma de tu rostro. Que no habrá dragón, pared, problema, motivo ni fuerza que impida que yo corra a encontrarme con la artífice de mi sístole y diástole, mírame y mátame, piérdeme y muérdeme, rómpeme y ármame, vísteme y átame.

De mis compaces y tus fragancias, de tus dulzuras y mis desganos…