… la mato y aparece una mayor… (agua del río Extoraz)

tréboles de cuatro hojas

Siete de los tréboles de cuatro hojas que traje de algún lugar remoto, enclavado, enclavadísimo

(Fotografía: tomada sobre mi cama; ‘Tréboles dentro de Queen’, se llama)

Mi travesía continúa, la zona arqueológica me espera. Ruinas dirían unos, incautos, insensatos. Curvas y más curvas, me recuerdan el sueño que he tenido, y que no pensaba en él hasta ahora. Lo recordé por los letreros azules con la pirámide en blanco pintada y con una flecha debajo, parece su cabeza antes de tragarme. Se venden manzanas. ¿Las recogerán de tan empinadas laderas? ¿Y el agua que las nutre? Siempre pensé que era ‘estórax’, hasta ahora no sé cómo se pronuncia, no quise preguntar por él allá, no quise saber nada de sus aguas, no quise buscar su cauce como en sueños que se vuelven lúcidos: y el río como imán, siempre presente; la única forma de regresar en años, y después… sus aguas turbias.

No sé qué tanto pensé durante el viaje; serpientes, manzanas, ríos, me hicieron el trayecto más corto. Ahora la música que me acompañó fue la del disco ‘9’, de esa banda de blues mexicana que resurgió de su voz, y que tomó su nombre de aquel pueblo fantasma allá en otra sierra, la Sierra de Catorce.

Llegué. Llovía un poco y la zona se encontraba en ‘remodelación’. ¿Remodelación de qué? Pregunté. De todo lo necesario, lo que se ha desacomodado, lo que se llevaron para construir casas, respondieron. Y así era, mucha de la laja de las pirámides se la habían llevado hace tiempo para construir casas. Me recordó a la plaza de las tres culturas. Entré, la lluvia amainó lo suficiente para que pudiera llegar a lo alto de la montaña. Lo viejo de las piedras se podía ver en los fósiles vegetales que se encontraban en la mayoría de ellas. Hojas, flores y pequeñas ramas finamente calcadas en la dura roca.

Las construcciones estaban casi completas. La piedra laja caliza colocada cuidadosamente para soportar el peso y no desbarrancarse, semeja montones de libros acostados. Mientras más arriba se esté, más se puede apreciar el porqué de su construcción en tan escarpado lugar: se encuentra arrinconado, imposible llegar a la cima por otros caminos. Un lugar sumamente cuidado desde sus bases, donde no se dejaba pasar a cualquiera, e intentar hacerlo por las barrancas significaba una muerte segura. Además la vista que se tiene es portentosa. El verde de los árboles devora las construcciones grises a lo largo de la altísima montaña. Hacia abajo, se observan pequeños cuadros de piedra que enmarcan a montones de hierbas.

En la planicie de la cima se encuentran más construcciones. Ahí fue donde los encontré. Era uno, luego fueron muchos. Escondidos y verdes, con una sencillez que hacía imposible detectarlos. El primero lo vi mientras andaba de intrépido. Me acerqué hacia un borde y caminé sobre él, caer significaría mi desaparición de toda consciencia humana. Pude entrar de nuevo a las pirámides por un pasaje unos cuantos metros más adelante. Ahí me detuve a pensar la locura que había hecho, me puse de rodillas, mirando el precipicio, y justo a la derecha, por entre piedras cuya textura me hizo pensar en la resurrección del Chac Mool de Filiberto, lo miré. Sencillo y solitario salía de las rocas y se meneaba con el viento que anunciaba de nuevo la lluvia. Era un trébol de cuatro hojas.

(Fragmento de ‘Agua del Río Extoraz’)

Anuncios

2 comentarios el “… la mato y aparece una mayor… (agua del río Extoraz)

  1. Bueno. Hace mucho que leía tu blog. Hoy mientras me bañaba pensé en él nuevamente. Me da gusto saber que sigues escribiendo. Saludos.

  2. Custington dice:

    Me encanto, como todos los demás escritos que de ti siempre he admirado,,,. Espero seguirte leyendo con gusto, saludos. y buen día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s