Desde mi motocicleta (la ciudad en 70cc)

Ya que últimamente mis convicciones me hicieron creer que estaba gastando demasiado en transporte público urbano (más no urbanizado), decidí comprar una motocicleta. La compré con el dinero que ahorré antes de renunciar a mi trabajo.

Renuncié a mi trabajo porque mis convicciones me hicieron creer que cambiar mi tiempo por dinero era aún más fraude que cambiar oro por cuentas de vidrio; entre otras cosas. Hace tiempo escribí aquí sobre mi poca tolerancia hacia las personas que no usan debidamente las direccionales (sí, puedes hacer clic en la frase anterior para conocer más), y la desconfianza que generan, así como el tiempo que uno pierde por ello… etc.

Al momento de adquirir mi motocicleta, ésta no tenía direccionales. Vaya infortunio. Yo quejándome de todos aquellos inconscientes conductores que no las usan y ahí me encontraba yo.

Así estuve durante quince días, tiempo que tardaron en llegar.

(Continuará…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s