Somnifobia

Hola estimados lectores que se toman su tiempo para venir a leer estas humildes líneas en este su humilde blog. Como sabrán, si no es que padecen de sus cualidades mentales, hoy es viernes, y estos días aquí se convierten en temáticos. Temáticos, líricos, procrastinados por veleidad, pero que de vez en cuando aparecen y enternecen sus ansias de saber qué pasa cuando nada pasa por aquí.

Como no hay tema acordado, haré lo que es plausible en estos casos: divagar y elucubrar, que junto con digresión obtenemos digrebrar. O sea, personas, que ustedes de nuevo están en entrando en lo desconocido de lo conocible.

Desde hace tiempo he estado pensando que le temo al dormir. No como la somnifobia per se, sino algo un poco más ligero. La somnifobia es el miedo irracional a quedarse dormido, puede ser por temor a lo que pueda suceder en los sueños o por la sensación opresiva de morir mientras se está dormido. ¿Alguna vez han soñado que sueñan? Qué difícil es despertar dos veces.

Hoy me desperté y me miré en un espejo oblongo colgado en la pared casi desde el techo. Es pequeño y está situado incómodamente, ya que se encuentra muy arriba. Cuando me vi lo supe, mis ojos habían cambiado, el color, la forma, no sé qué fue pero cambiaron. El buen señor Saramago dice que en sí los ojos son meras canicas; lo que define una mirada son las cejas, los párpados, las pestañas, todo eso que rodea a la esfera brillante que por sí sola no podría más que rodar.

Éstos no eran ayer

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s