Mis días en la Feria Internacional del Libro (Primer día)

Este domingo 5 de Diciembre terminó la 24 Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara y tuve el atrevimiento de visitarla durante casi una semana (de lunes a sábado). Primero la visita obligada a encuentros, seminarios, talleres, conferencias, presentaciones de libros, etc., después lo lúdico, ocioso, reconfortante y de gusto propio: compra de libros, conciertos, búsqueda incansable de autores, fotografías y más.

La FIL se llevó de mí unos cuantos pesos, una nimiedad, una bicoca comparada con lo que yo me llevé de ella. Esta semana fue una ocasión de aquellas en la que todo se planea cronológicamente, y termina saliendo muy diferente y por mucho mejor.

Lunes 29 de Noviembre, 2010

Llegamos a la FIL con todo y maletas. Nos sentamos fuera del escenario de eventos para esperar la confirmación del lugar donde nos quedaríamos. Fue ahí donde compré el primer libro, El Evangelio según Jesucristo.

Se acercó a nosotros un joven cargando una gran maleta. Nos preguntó si entraríamos después a la FIL a comprar libros, a lo que contestamos que sí. Enseguida mostró una lista de libros que él estaba vendiendo. Le pregunté un poco sobre él y nos contó que estaba estudiando teología en un colegio cristiano. Dato curioso tomando en cuenta el libro que le compré. Mis compañeros adquirieron otros títulos y después de una amena charla continuamos sendos caminos.

Nuestro primer enfrentamiento a esas furiosas bestias de metal que llaman transporte público.

Primero, la persona que nos estaba acomodando en la ciudad, nos dijo que había conseguido no un cuarto, sino un gimnasio/spa para que nos hospedáramos. No fue así, terminamos durmiendo en el departamento de un manchego de incontables chistes, capacidad culinaria destacable y acento totalmente arraigado. En un segundo piso muy cerca de la Expo Guadalajara (lugar donde se lleva a cabo la FIL).

Después de instalarnos en su departamento regresamos a donde sería el Primer Encuentro sobre Televisión, en el hotel Camino Real. Sería la inauguración y conferencia magistral con el “gurú del periodismo” Javier Darío Restrepo.

Al término de la conferencia hubo un espacio para preguntas del público. Yo tenía algunas escritas y después de sintetizarlas me quedé con tres, así que le hice la seña a la distraída edecán que se encontraba paseando el micrófono. Asintió. Nunca llegó el maldito micrófono a mis manos. Pero yo no podía quedarme así, fui en búsqueda del señor Restrepo para hacérselas personalmente. Tuve el privilegio de hacerle dos preguntas que contestó amablemente.

Restrepo

Ahí preguntando

Terminamos muy cansados (ese día yo había dormido sólo 2 horas), regresamos a la casa de el tío (llamado así por si nacionalidad española) y arreglamos el lugar donde dormiríamos, dos colchones inflables que el anfitrión muy amablemente compró para nosotros. Ese día nos hizo de comer arroz a la cubana, delicioso.

Anuncios

Un comentario el “Mis días en la Feria Internacional del Libro (Primer día)

  1. […] asiduos lectores, que el año pasado publiqué las crónicas de mis días en la FIL 2010: Primer día, segundo día, tercer día, cuarto día y quinto día (puede usted dar clic en cualquiera de las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s