La octava del maratón

¡Hola! Estando aquí no estoy, esta entrada se ha publicado sola. La siguiente imagen va dedicada a la dueña de mis horas, que se dignó en hacer sus finísimos comentarios en este su humilde blog. Ella nos contó esto acerca de la divagación:

Divagar es caminar con los ojos cerrados dentro de una mente que siempre va a sorprenderte, ese momento en el que esperas sentir una textura cuando extiendes tus manos a lo desconocido y dices no tener idea alguna de lo que vas a crear, es cuando caen como gotas de lluvia esas palabras que tiñen de AZUL cada espacio vacío, y cuando el alma vuelve al cuerpo… todo está escrito… hasta el destino mismo.

P.A.

Gracias mi reina, tu imagen:

dirección y transmisión

Clic en la imagen para ver los errores en tercera dimensión

(La siguiente entrada se publicará en hora y media)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s