El dilema del erizo

Hola gentecita pulcra, hoy es jueves y como los abandoné el martes 2×1 tengo que reivindicarme, dejar de procrastinar y de divertirme con sus ansias. Aunque deben saber que no los abandoné, el martes estaba escribiendo una entrada pero enigmáticamente las palabras se me cayeron al suelo y no tuve ganas de levantarlas.

Como mañana es viernes temático y los jueves no hay razón por qué actualizar, me voy a explayar en sandeces (yo pensaba que se escribía explanayar, voy de mal en peor). Estoy bajo los embates del huracán Alex, escuchando cómo las tejas ruidosas del patio narran el goteo paciente y prolongado… ¿Saben ustedes algo sobre el dilema del erizo?

Les contaré lo que yo sé. En la era de hielo, cuando poco a poco los animales morían de frío, los erizos no se encontraban exentos, obviamente. Hicieron como algunos otros animales, juntarse (arrimarse) varios de ellos para compartir el calor y seguir vivos. Como seguramente ya sabrán, los erizos tienen espinas sobre su cuerpo, ¿Cómo le hicieron para acercarse sin ser lastimados por sus congéneres? Imposible, simplemente entre más cerca se encontraban, más se lastimaban y no podían permanecer así.

Debido al dolor provocado por las púas de los otros, comenzaron a separarse, muriendo poco a poco. Después de un tiempo algún erizo inteligente llamó a congreso para llegar a la conclusión de que las heridas causadas por las espinas, al contrario del frío, no los matarían. Decidieron ser tolerantes los unos con los otros, soportar las espinas ajenas como seguramente otro tendría que hacerlo con las suyas y continuar juntos para sobrellevar las injurias de la baja temperatura.

erizo-erinaceino-etc

El erizo que reunió a los demás

¡Hasta mañana!

Anuncios

2 comentarios el “El dilema del erizo

  1. Eco dice:

    Yo me lo sabía que en realidad los erizos tenían que encontrar un punto medio donde estuvieran tan cerca que no tuvieran frío, pero lo suficientemente lejos para no picarse con sus puas.

    De hecho en Neon Genesis Evangelion lo explican en algún momento. Es una forma de explicar como los seres humanos nos relacionamos.

  2. […] para escribir bien, promoción | Esta fotografía va dedicada a Eco, por comentar en la entrada El dilema del erizo. El comentario de Eco fue el número 301, nos comenta que él conocía algo diferente sobre el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s