Artero

Hoy quiero quejarme, quejarme de todo: del mundial, del frío, del color gris, de la lluvia, de las cadenas, de los zancudos, del tiempo libre, de ayer, del inglés, del espacio, de la comida caliente, de los perros, de mí… ¡vaya! hasta de ti, querido lector.

Más enfáticamente este deterioro de la tolerancia se debe a que las vacaciones comienzan, tanto tiempo libre, tantas cosas qué hacer allá afuera y yo estoy aquí adentro. Podrán decir con esa voz chillona y regañona pues sal, sal por ahí pero no es tan fácil, el allá afuera está algo lejos, y en estos momentos tú también estás aquí adentro leyendo esto mientras allá afuera pasa de todo. Además ¿Quién sabe realmente qué es el allá afuera? ¿Es lo mismo para todos nosotros?

Siempre es el momento para hacer algo que nunca has hecho, algo que quisieras haber hecho el fin de semana pasado, etc., la cosa está en llegar al límite, al borde, a la desesperación sublime y agonizante. Hoy, mientras me encontraba en ese estado alterado de la conciencia, tomé una bicicleta que hay aquí y decidí salir a recorrer la ciudad. Todo iba bien hasta que salí de la casa.

bicicleta

Se parece

Las llantas no tenían aire, afortunadamente a unos pocos minutos de aquí se encuentra una gasolinera y ahí el aire es de todos los que puedan llegar y tomar la manguerita. Mientras caminaba hacia allá empezó a llover ¡ya había caído un aguacero en la mañana! ¿Ahora más? Nada me detuvo, llegué y llené las llantas. Inflé la delantera, luego la trasera y fue entonces cuando me percaté de que ésta última estaba ponchada, con el agua sobre ella se formaron pequeñas burbujas. No había problema, quizá alcanzaría a llegar a la gasolinera al otro lado de la ciudad y llenarla y regresar y ser feliz. Así fue más o menos.

Yo me considero peatón, a todo lugar voy y regreso caminando, por lo tanto he desarrollado esa cultura del peatón que intenta cruzar siempre en pasos peatonales, cuando el semáforo lo permite, esperar más que nada. La realidad es muy distinta en una bicicleta. Para empezar si quieres saber cuando un carro viene detrás de ti tienes que voltear pero mantener el equilibrio y cuidar que el pedal no pegue en la banqueta y que por esto salgas disparado debajo de las llantas de una camioneta ford explorer del 96. Yo pensaba que era más fácil.

Pasé casi la mitad de la ciudad y me encontré con un señor que vendía agua de coco, una por veinte pesos y dos por treinta. El señor (que me dijo amigo y me contó cómo estuvo el aguacero por aquel lugar) quería que yo me llevara dos aguas, quesque una para mañana. Logré salir de la incertidumbre y le contesté con un rotundo no y continué con mi camino y una sola bolsa de agua. Llegué a una carretera, seguí por ahí y rodeé toda la ciudad por fuera. Malo mi karma que a la bicicleta se le ocurriera dejarme sin su ayuda exactamente en el punto más alejado que llegaría.

La cadena se safó y yo por sentirme talachero quise arreglarlo todo mas no pude. Una hora engrasándome las manos en la serie de muchos eslabones enlazados entre sí para nada. La bicicleta no cooperó. Ya que me di cuenta que nada podía hacer, la tomé del manubrio y caminé hora y media de regreso.

De regreso pensé en el mundial, muchos empates, nada bueno, no quiero que gane Brasil y sé que México ganará la copa. Normalmente me gusta la lluvia pero no cuando me siento mal por dolor en la garganta. Reivindiqué mi odio hacia los zancudos. Maldije el tiempo libre, las palabras en inglés que usurpan lugares en nuestra lengua y al espacio que no se puede utilizar. También recordé que no me gusta la comida caliente, odio esperar a que se enfríe porque ya esperé a que estuviera lista o servida. Y luego pensé que los perros podían ser taaan inoportunos, ¿Por qué no tienen sentido común? Está bien que persigan ciclistas pero ¡mi bici ya no servía, no podía huir!

Lo peor de todo es que llego aquí, veo las estadísticas del blog y van para arriba y para arriba… pero nadie comenta. Oh no y aún quedan como 1200 horas de nada.

Anuncios

2 comentarios el “Artero

  1. Llantas 17 dice:

    Me siento identificado al 100% con el escritor de este articulo. Creia que era un bicho raro pero no…

    P.D: Si gana Mexico el mundial seria realmente sorprendente. A mi este mundial no me esta gustando nada de nada.

  2. Sandi dice:

    Uuuh chale… que mala suerte…
    Me encuentro en un dilema… Lo leí y… ¿Me gustó o no me gustó?
    O sea si me gustó pero… pero que mala onda!! Pobre de ti, eso no me gustó =S

    Oye qué es Artero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s