Desde las tinieblas, verdaderas tinieblas

Así es queridos, asiduos, empedernidos y algunos ardidos lectores de este su humilde blog, página blanca de mi catarsis diaria, estoy en las tinieblas. Aunque debería decir estaba. Esta ausencia de fulgor fue causada por un corto, y no un cortometraje sino un cortocircuito muy difícil de encontrar, lo cual me mantuvo cautivo en las vicisitudes de la falta de electricidad. Pero he regresado, como siempre, para escribir un poco de mí, de ustedes, de nosotros, de aquello que quizá con el tiempo se convierta en algo menos mío y más suyo. Ya regresé a mis labores diarios, así que estaré más ocupado de lo normal, pero ustedes pueden seguir pasando por aquí y leer y releer lo que he publicado, claro que no los abandonaré…

¡Gracias por las visitas! Esas estadísticas están bien felices, o mejor dicho como carita feliz, primero arriba, luego abajo y nuevamente arriba. Nos vemos pronto.

Vean este video, escuchen esta gran canción del maestro Aguilera:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s