Los remedios del ensueño (Surrealismo y excentricidades II)

Levántome tarde como es costumbre después de haber perdido la cuenta de las horas a causa de los desvelos festivos. Camino por ahí pensando en qué les voy a traer como post número 200, digo, no me puedo ver mal, tengo unos lectores asiduos, irreverentes e incansables que no puedo defraudar, así que ¿Qué hago? Además no les di su navidad ni su año nuevo propiamente, tengo que reivindicarme.

Una gran sorpresa me he llevado al observar que el total de visitas que lleva este, su humilde blog, es de bien muchas personas en menos de un año (no creyeron que les pondría la cifra ¿verdad?), y bueno, otra sorpresa fue que el post que más ven y más comentan y buscan fue el de Surrealismo y Excentricidades, dedicado explicar lo que era el surrealismo, así que ¿por qué no hacer una segunda parte? Dicen que son malas, pero es su regalo de navidad, así que no se quejen.

Intento encender un incienso de sándalo para empezar esto del ritual y que las cosas salgan bien (descuiden, no me desnudaré…) pero no hay cerillos ni encendedor cerca (lo malo de no fumar, sin embargo tiene más cosas buenas), pero siempre hay en la cocina…

Remedios Varo nació en Anglès, Gerona en 1908. En 1940 introduce a México el surrealismo después de una corta estancia en Paris, donde conoció a los logicofobistas. Sus pinturas están llenas de personajes extravagantes, que van desde un hermitaño en la cima de una torre que muele estrellas para darle de comer a la luna, a una mujer que viaja sobre el río Orinoco en su propio saco hasta gatos que observan la despedida de dos amantes.

Le dio vida a la mayoría de sus pinturas en México, desde su llegada en 1940 hasta su muerte en 1963. Al parecer gustaba de los gatos pues figuran en varias de sus obras.

El paraíso de los gatos

El paraíso de los gatos, Remedios Varo

la despedida

La despedida, Remedios Varo

René Magritte nace en 1898 en Bélgica. Por los años veinte Magritte desarrolló un estilo llamado realismo mágico, para después entrar de lleno a lo que sería el surrealismo. Formó parte del grupo de pintores surrealistas en París, en el cual también estaban Salvador Dalí, Joan Miró, Andre Breton, Paul Eduard y Jean Arp.

En sus pinturas no existe la restricción mental, lo que se imagina, lo que se sueña es lo que se plasma. Para el surrealismo el pensar es fatal, debe existir un puente directo entre la imaginación hasta el lienzo donde se plasmará la idea, y si no se tiene una idea: mejor.

il fligio dell uomo

El hijo del hombre (il fligio dell uomo), René Magritte.

clarividencia rene magritte

Clarividencia, René Magritte

Y así acabo, si tienen suerte después actualizaré algunas entradas, incluyendo esta, pero…

Esto no es una entrada, esto no es un post, es más: esto ni siquiera es un blog.

Anuncios

2 comentarios el “Los remedios del ensueño (Surrealismo y excentricidades II)

  1. Edna dice:

    Gosto muito de Remedios Varo, e acabei aqui neste lindo blog. Bem escrito, bonito, todo sentimento.

    Abraços do Brasil!

    (desculpe não escrever em espanhol… seria terrível!)

  2. […] Los remedios del ensueño (Surrealismo y excentricidades II) enero, 2010 1 comentario 5 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s