Sobre la influenza y el grito de independencia

Había prometido el comentario de una nota y unas fotografías, pero sigo muy ocupado con la tarea, ya hasta una lectora nuestra nos regañó por usar el término “un rato” para definir más de 10 días.

He estado pensando en divagar, conteniendo las ganas, además creo que ni es bueno echarle la culpa a la tarea porque a veces ni la hago, pero sí me esfuerzo. Además he pensado en el uso que le doy al blog, que si bien hablo de mí en cada ocasión que tengo disponible, también… bueno, a veces también comparto fotos con ustedes…

Las noticias más importantes de la semana… el secuestro del avión por una lata de júmex en manos de un cantante frustrado y adicto a las drogas, el rebaño sangrado, juanito y su nosoyuntitere, el virus del hlnl que regresa para acabar con nosotros, a mí me duele todo, al parecer tengo gripa…

¿Recuerdan el virus SARS? Es como primo de la influenza, el nombre del virus es H5N1 y hace unos años todos estábamos paniqueados por ese virus, que iba a matar a medio mundo y que los chinos esto y aquello… Pero como eso nos tiene sin cuidado mejor les comento sobre mi banda de rock, que ahora es un trío parecido al de los panchos. Casi casi conseguíamos dónde tocar, sólo faltaba la batería, la voz y un bajo, además un nombre que les gustara a todos. Éste último punto lo decidimos por votación y entre las opciones existieron: Mantra, Prisma y Audiolibro, por demás decir que audiolibro quedó desechado inmediatamente. Y decidimos Mantra, pero después vi en internet que había una banda con ese nombre así que yo, como buena persona autoritaria y mandona decidí que mi opción (Prisma) sería la que quedase definitivamente.

influ

Ahora cuando nos presentamos decimos “Nosotros somos Prisma…” y allá al fondo del auditorio se escucha una voz que responde “¡COLOR!”. Entonces yo dejo la guitarra en su lugar y digo que así no puedo tocar, qué falta de respeto. Disculpen estas divagaciones pero creo que sí tengo influenza o algo, además en el Centro Universitario donde estudio se han reportado 4 casos de influenza, en una de esas saludé a la persona que tenía el virus… La OMS reporta que de haber nuevos casos de influenza se deben cerrar las escuelas, cosa que creía insípidamente incorrecta hace 3 días, pero desde que me siento de la patada, ¡cierren todas las escuelas en este instante!

Viva el domingo en casa, encerrado, gripiento, con la pluma fuente en la mano, el escritorio lleno de copias que no terminan nunca y que si alguna hoja desaparece se deben reacomodar todas, TODAS. Viva la tarea que no termina, la tarea que te mira y sonríe tenebrosamente como diciendo que con ella sufres y sin ella más. Vivan las ganas perennes de querer estornudar y estar en otro lugar, ese complejo de Felipito, que cuando empezaba la tarea comenzaba a imaginar vaqueros y astronautas; el pizarrón lleno de anotaciones es ahora una carretera al infierno o una consola de control de una nave submarina […]

¡Ojalá estuvieran en huelga!

¡Ojalá estuvieran en huelga!

Ya casi viene el “día del grito” y han estado rolando correos virales donde dicen que no debemos gritar, que debemos quedarnos en silencio porque nuestros gobernantes no han sabido hacer nada por nosotros… ¿y qué hacemos nosotros por nosotros? Venga la revolución, en vez de gritar quitemos a esas personas que por tener traje y estar sentadas todo el día en una silla que se mueve de un lado a otro sienten que nos representan bien. Devolvamos el poder al pueblo, recordemos el significado de la palabra democracia, representémonos nosotros mismos, no volvamos a votar por una persona carismática, que la voz que emana del pueblo haga temblar a los políticos, que sepan que podemos revelarnos y que tenemos el poder para reclamar lo que nos pertenece. Que no soportaremos cien años más de subyugación, donde las decisiones de los que nos gobiernan en vez de beneficiarnos nos perjudican. Recuperemos el poder porque nosotros también podemos tomar decisiones, nosotros sabemos mejor que nadie hacia donde queremos llevar al país.

Una cosa más, ese día no se queden en casa con la televisión encendida, apaguen al monopolio televisivo y caminen un poco en el centro de su ciudad, para que empiecen a percibir la sensación de unidad, que vean quienes son más, si los que gritan dentro de presidencia o los de afuera.

Anuncios

3 comentarios el “Sobre la influenza y el grito de independencia

  1. Sandi ((Larregui)) dice:

    uy si, uy si… “esta entrada la edito al rato”…
    Orales!! que ratote! un rato de 8 dias!! jajaja

    Se ve que estas atareado… Umm bueno pues que te vaya bien!

  2. Hey gracias por pasarte, cada viernes nueva tira, cuando no tengas mucho en que navegar 😛 jeje puedes pasar Saludos

  3. Sandi ((Larregui)) dice:

    Jaja es genial cuando te pones a divagar…

    Ándele ya no se distraiga y póngase a hacer su tarea!

    Aah!! y si es cierto! estoy muy de acuerdo contigo! qué hacemos nosotros por nosotros?… primero debemos cambiar nuestra actitud y respetar la ley y bueno hacer las cosas bien, y después exigir a los gobernantes que cambien! bueno yo digo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s